Filosofia


1. Concebimos al estudiante como un ser humano susceptible de desarrollar capacidades y destrezas cognitivas y éticas. Las primeras orientadas a descubrir, interpretar y reconstruir el mundo que le rodea, a través de los principios científicos desarrollados por las diferentes áreas del conocimiento. El ejercicio de las capacidades, destrezas y actitudes éticas desarrollarán los valores culturales y morales que permitan al estudiante formarse armónicamente como ser humano en el ámbito histórico, social y trascendente. Son valores esenciales nuestros: El respeto, la responsabilidad, la solidaridad y la tolerancia, confianza, alegría y libertad.

2. Consideramos el proceso de enseñanza – aprendizaje como el mecanismo mediante el cual se orienta la adquisición del conocimiento, la formación personal, social y productiva del ser humano. Educamos para la democracia, donde se da la participación, respeto a la diferencia y búsqueda de soluciones a los problemas que nos pueden afectar a todos. Para el desarrollo de los procesos evolutivos, cognitivos y éticos, damos especial importancia a los proyectos pedagógicos, como mecanismos idóneos para alcanzar un proyecto de vida armónico.

3. Concebimos al educador como una persona comprometida en acompañar el proceso de aprendizaje del estudiante y en su formación como ser humano; para lo cual debe esforzarse por mejorar sus niveles de conocimiento y desempeño ético formativo, lo cual reflejará en su comportamiento cotidiano, ejemplar y comprometido con la Institución. El docente unas veces será guía, otras será acompañante, maestro, instructor, etc. pero en todo caso siempre será un formador de personas. El educador Belenista se caracteriza por dominar su área de desempeño, saber administrar el aula y tener un alto sentido de pertenencia con la institución y la educación pública.

4. Buscamos la integración de toda la comunidad educativa, teniendo como criterio lograr unas buenas relaciones: de respeto mutuo, colaboración y participación de todos los integrantes, docentes, padres de familia, alumnos y personal administrativo. Damos una especial importancia a la comunicación, participación y disciplina para una mejor y más efectiva educación; así como la orientación a los padres de familia, buscando su sensibilización para hacerles tomar conciencia del papel de educadores de sus hijos y primeros responsables de la formación que estamos promoviendo.