Historia


En los momentos actuales en los cuales nos enfrentamos a grandes cambios que afectan a nuestra comunidad educativa, es bueno recordar de donde venimos para poder entender un poco para donde vamos, proyectándonos hacia el futuro de una manera coherente. He aquí algunos datos:
En el año de 1962 el Instituto de Crédito Territorial (ICT) dona al municipio de Armenia Caldas dos lotes en el Barrio El Placer, identificados con los números 3 y 4. El objeto de la donación de los dos lotes es construir una escuela de varones y su ampliación en un período de dos años.
No esta claramente definido cuando se construyó la escuela Belén, lo cierto es que en el año de 1.964, ya esta construido este plantel en el espacio correspondiente al lote No. 4. Comienza a funcionar este plantel como una escuela de niñas, siendo su primera directora la docente Hitathy M. De Giraldo.
En el año de 1968 se realiza una “marcha del ladrillo, donde se compromete a cada una de las niñas de la Escuela Belén a llevar un ladrillo para colaborar en la construcción de la escuela de varones en el lote No. 3. En 1969 empieza a funcionar en dicho lote la Escuela Nueva Granada, para varones; hasta ese entonces los varones estudiaban en la escuela República de Uruguay. El Primer director de la Escuela Nueva Granada fue el docente Arnubio Osorio. En el año de 1.982 ambas escuelas pasan a ser escuelas mixtas.
En el año 1.988 la Escuela Belén, además de la oferta Educativa de primaria hace apertura del preescolar; la Escuela Nueva granada al parecer lo hizo en el año 1.987. La Escuela Belén inicia la oferta de Básica Secundaria en el año 1.997 y pasa a denominarse Instituto de Educación Básica Nuestra Señora de Belén.
El proceso de ampliación de cobertura es paulatino, en el año 1997 se oferta el grado sexto (2 grupos), en 1998 se amplía al grado séptimo (2 grupos), en 1999 el grado octavo (1 grupo) y en el año 2000 se culmina el proceso ofertándose al grado 9º (1 grupo).
Desde el año 1997 hasta el año 2002 se pasó de ofrecer 1 grado de secundaria con 2 grupos (sextos) a los cuatro grados de la básica (6º, 7º, 8º y 9º) con 11 grupos en total atendiendo a 407 estudiantes de básica secundaria.
En el año 1999 se presentan dos hechos de gran impacto en la comunidad educativa y social, el terremoto del eje cafetero ocurrido el 25 de enero y la fusión del Instituto Nuestra Señora de Belén con el Centro Docente Nueva Granada ocurrida en el mes de noviembre, bajo una sola razón social y administración. El terremoto afectó la planta física de las dos instalaciones educativas, en el caso del Centro Docente Nueva Granada los daños fueron menores y la reparación de la planta física fue hecha con los recursos del Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (FOREC) a través de la Sociedad de Arquitectos del Quindío.
En este proceso sólo se tuvo en cuenta recuperar lo que se había dañado y no se consideró válido ejecutar obras que se requerían para el mejor funcionamiento del plantel.
En el caso del Instituto Nuestra Señora de Belén, la afectación por el terremoto fue tal que mediante resolución No. 2984 de fecha Mayo 07 de 1999, INVIAS ordenó su demolición total. Este hecho fue de gran impacto en la comunidad dado el gran sentido de pertenencia que siempre ha existido, fundamentalmente porque la escuela se construyó conjuntamente con el barrio y porque muchos de los actuales padres de familia fueron en su época estudiantes del plantel.
Desde el primer momento del terremoto y antes de la demolición ordenada, las directivas y docentes del plantel tomaron la firme decisión de no dejar acabar la institución y de trabajar en las condiciones que fueran necesarias para brindar educación a los niños y no dejar dispersar la comunidad que con fundado temor y ante el estado en que habían quedado sus viviendas, buscaban otros lugares o regiones más seguras. Se tomó la decisión de bajar tejas, cerchas y ventanales de la construcción y levantar con recursos económicos del plantel la temporalidad, donde antes quedaba la cancha de baloncesto, el contratista de la obra fue el señor Ernesto Barco Muñoz; meses después el FOREC a través de la Gerencias Zonal de Reconstrucción No. 3 Universidad Nacional realizó la labor de cerramiento en tabla y algunos canales en latón. En este período fue notorio el apoyo de la Secretaría de Educación Municipal.
A pesar de que posterior al terremoto se destinaron recursos para la recuperación del tejido social en la ciudad, el plantel prácticamente no se vio beneficiado en nada excepto uno o dos talleres no solicitados ni concertados. Cabe si resaltar las acciones desarrolladas a iniciativa del colegio y sin recibir apoyo de ninguna institución excepto el gran respaldo de la comunidad; entre estas acciones se pueden referenciar: una salida al parque de recreación con las familias de los estudiantes en el mes de mayo de 1999; construyéndose en la primera gran actividad comunitaria posterior al terremoto, la semana cultural y deportiva realizada en el mes de agosto del mismo año; las comparsas por las calles de nuestros barrios de influencia, en el año 2000, donde se cubrieron más de 10 cuadras de niños en fila, con disfraces varios; los encuentros de teatro y disfraces organizados a través de los proyectos escolares; los cursos de porrismo; la participación en las competencias inter -escolares, amén de las celebraciones del día del estudiante, el día de los niños y el día dulce los niños que son actividades de raigambre en la institución.
A finales del año 1999 y por una serie de circunstancias que se concitaron al mismo período, se presentó la fusión del Instituto Belén con el Centro Docente Nueva Granda, ubicado en el barrio El Placer. Estas circunstancias fueron:
1. El retiro forzoso, por edad del señor Alberto Delgado Cortés, Director del Centro Docente Nueva Granada en el mes de agosto.
2. La existencia de una política nacional de racionalización del recurso humano y recorte del gasto que contemplaba las fusiones como uno de sus mecanismos.
3. La negativa de una docente del Centro Nueva Granada para aceptar la asignación de funciones como directora en ese plantel.
4. La solicitud del Secretario de Educación Municipal al director del Instituto Belén, en el mes de octubre, para que ayudara a culminar el año lectivo en la Nueva Granada.
5. Las posteriores conversaciones, en momentos diferentes, entre la Directora de Núcleo Escolar No. 3, el Secretario de Educación de Armenia, sobre la conveniencia de fusionar los dos planteles buscando: ampliar la cobertura educativa, racionalizar el recurso humano y aprovechar mejor la dotación y planta física.
Es así como el 23 de noviembre de 1999 se firma la resolución No. 0487 emanada de la Secretaría de Educación Municipal de Armenia fusionando los dos planteles bajo la razón social Instituto de Educación Básica Nuestra Señora de Belén. Identificando la planta física del barrio Belén como Sede A y la del barrio El Placer como Sede B.
La anterior decisión generó rechazo principalmente en una parte de los docentes del Centro Nueva Granada y algunos padres de familia, basados entre otros en los siguientes argumentos: La Orientación Sindical Local y Nacional que señalaba la política del gobierno como privatizadora, la afectividad hacia la razón social, historia y condiciones laborales existentes en el plantel, la sensación de sentirse atropellados y desconocidos.
El año 2000 fue un año de acomodo, de roces, de prevenciones y en general de inicio del acople a la nueva realidad institucional, el cual puso a prueba la capacidad de transformación y aguante de todas las personas de la institución y el personal administrativo de la Secretaria de Educación Municipal vinculado al tema.
El año 2001 pone a prueba absolutamente a toda la comunidad educativa, ya que con motivo de la reconstrucción de la Sede A en el barrio Belén, todo el estudiantado debe ubicarse en la Sede B, (barrio el Placer). Aproximadamente 1.700 estudiantes donde antes se ubicaban 600; además habiéndose reducido el espacio físico para construir la temporalidad. Todo ello reduciendo la jornada escolar en apenas media (½) hora. La nueva temporalidad fue realizada por la Universidad Nacional aprovechando gran parte de los recursos de la Sede A. El plantel complementó, algunas obras necesarias en la sede B, entre las cuales se pueden destacar: área administrativa, área de cocina, área de sala de profesores.
A pesar de las condiciones extremas salió avante y fortalecido todo el mundo; al poder demostrar su capacidad de superación, de compromiso y valor social. Merece especial mención la actitud de los estudiantes que además venían de temporalidades, hacinados y con conflictos de toda índole. A pesar de convivir en condiciones duras el 100% de su vida, su comportamiento fue el normal entre estudiantes de su edad y sus conflictos no superaron la capacidad de atención de los docentes.
Simultáneo al anterior proceso y luego de una protesta conjunta de las comunidades del Colegio Nacional y Belén contra el FOREC, ocurrida en el mes de febrero del año 2001, de la cual se desprendieron aclaraciones y acuerdos, en el mes de marzo se inició la reconstrucción del plantel, el cual fue entregado a la comunidad en el mes de diciembre.
Una valoración objetiva tiene que reconocer que el FOREC y la Universidad Nacional como ejecutora dejan en el Instituto Nuestra Señora de Belén una magnífica obra la cual resuelve en un alto porcentaje las necesidades educativas de nuestra población.
No obstante es preciso detallar las dos necesidades que no se lograron superar, según manifestaciones por carencia de recursos: una ellas es la seguridad en general del plantel y otra la escasez de espacios lúdicos para los estudiantes, en particular la pavimentación de la cancha múltiple.
El año 2002 empieza con las dos plantas físicas listas para el servicio de los estudiantes, sin necesidad de hacinamientos y en aulas de clase adecuadas; aunque hay que reconocer que por razones del excesivo uso en el año 2001, la Sede B presenta necesidades de recuperación y mantenimiento.
Una semblanza de las características del plantel al inicio del año 2002 implica los siguientes elementos básicos:
1. Planta física reconstruida con algunas necesidades.
2. Proyecto Educativo Institucional en reconstrucción.
3. Necesidades de dotación tanto de elementos físicos y de funcionamiento como de recurso humano.
Este proceso ha sido iniciado y debe ser continuado por la Secretaría de Educación Municipal para su superación.
En el año 1996 La Escuela Belén tenía 650 estudiantes. En 1999, año de la fusión, La Nueva Granada tenía 585 estudiantes y hacia el mes de febrero del año 2004 la Institución Educativa cuenta con 1.685 estudiantes, hecho que muestra una clara ampliación de cobertura.
La Escuela Nueva Granada tenía 585 estudiantes al momento de la fusión en 1.999. La situación actual de la comunidad se puede expresar así:
1. Inserción en la comunidad: Pertenecemos al núcleo escolar corredor educativo No. 1 Nodo 4 del municipio de Armenia. Formamos parte de la comuna 3, Alfonso López, de la cual se puede decir que: Está conformada por 26.000 habitantes de estratos 1, 2, 3 y 4.
Incorpora los barrios: La Miranda, El Placer, Manuela Beltrán, 25 de Mayo, Arco iris, Manuela Baja, La Rivera, Villa Laura, La Alambra, Alfonso López, Casa Blanca, 13 de Junio, Villa Angela, Cordillera, Cooperativo, Ciudad Dorada, Ciudadela el Sol, La Grecia, Ciudadela Nuevo Armenia, La Esmeralda, Villa Hermosa, Arcadia, Kioscos, Nuevo Amanecer, Loma Verde, Sinaí, San Diego, Cristalina, La María, Casa Blanca, Las Colinas, Montecarlo, La Alambra.
La Comuna cuenta con dos puestos de salud: El Miraflores y el Correa Grillo recién construido en inmediaciones de La Central de Abastos “MERCAR”; así mismo cuenta con 5 establecimientos educativos: Las Colinas, La Adíela, Ciudad Dorada, Nacional Jesús María Ocampo, Nuestra Señora de Belén.
Se cuentan con tres templos católicos así: Nuestra Señora de Chiquinquirá en la Adíela, Nuestra Señora de Belén en el barrio Belén y recientemente se dio apertura al templo de Ciudad Dorada, bajo el nombre de Parroquia Nuestra Señora de la Paz. Además existen otras capillas de otras religiones tales como: Iglesia Pentecostal de Colombia
Existen canchas deportivas en el barrio el Placer, Manuela Beltrán, La Adíela y Ciudad Dorada. También hay parques infantiles en el barrio El Placer.
En el año 2002, mediante Resolución 0312 de Julio 12 del año 2002 se concede reconocimiento oficial a la Institución Educativa Nuestra Señora de Belén y en el año 2003, mediante Resolución 0336 de Abril 04 del año 2003 se aprueba la Educación Media de la Institución Educativa.