Subproyecto Escuela de Padres


JUSTIFICACIÓN


Considerando que la educación es un proceso que contribuye a la formación de lazos, tomamos como estrategia fundamental la comunicación cuyo primer paso es el diálogo con y en la familia.

Preocupados por la desintegración de la familia, la violencia intra-familiar que es un asunto cotidiano; la actitud frente al castigo, marcado por los extremos o padres muy rudos con sus hijos o sin ninguna autoridad sobre ellos. La falta de comunicación entre ellos que se reduce al intercambio de los regaños y las contestaciones mutuas, y que el diálogo se establece a partir de las relaciones de poder que se generan al interior del hogar, predominando el monólogo de los participantes porque ninguno quiere ceder la razón, o cambiar su punto de vista. Motivados por esta problemática : La ausencia de diálogo concertado entre los miembros de la comunidad educativa, hemos planteado la necesidad de impulsar un comité educativo : “formación de padres de familia , la formación de padres debe propiciar los caminos para la comunicación, para que los estudiantes que son el objetivo de la educación encuentren una mejor manera de vivir en este mundo, en su hogar, en la sociedad y donde se logre también la recuperación de los valores de : efectividad y la ternura.

Encontramos un ambiente propicio que favorecer el desarrollo de este proyecto, desde la misma esfera gubernamental con la Ley General de Educación, la búsqueda de una mejor educación hasta el ciudadano con una actitud positiva hacia el cambio y una sociedad que lucha por la recuperación de los valores. Otro factor importante es la mística de buena parte de los docentes y la preocupación por los problemas familiares de los estudiantes.


DE LA REALIDAD Y DIAGNOSTICO


El concepto del orden consiste en poner reglas en la familia. Hablar claro de lo que esperan los padres de sus hijos, es utópico en la actualidad; una de las causas es la desintegración familiar porque no hay reglas, se habla de respeto, de unión de trabajo, de prosperidad, de ser autónomas para llegar a una comunicación profunda y esto se ha convertido en profunda mentira en la sociedad de hoy. La ejemplaridad permite que los hijos obedezcan, esto significa que nadie puede dar de lo que no tiene; antes de tratar de ser un buen padre hay que ser un buen maestro, alguien que vive lo que dice no solamente lo enseña, su deber es el ejemplo.

Otra ley importante para emprender es el amor incondicional que consiste en amar a los hijos a pesar de sus errores. Ya que nadie es perfecto; hay que saber decir a los hijos que es lo que nos gusta o no de sus actitudes, sus palabras, hechos, la aceptación total de su ser es la manifestación más importante.

Es evidente que esto no se vive, la familia se halla oscurecida por ciertas deformaciones y con frecuencia el amor conyugal se ve profanado por el egoísmo, a lo cual se suma el que los problemas surgidos como consecuencia del incremento demográfico, ha creado muchas dificultades y angustias de conciencia.. De otro lado, encontramos otros factores que pueden limitar el desarrollo del proyecto como: desintereses e indiferencia frente a la educación de los hijos, actitudes agresivas frente a los miembros de la familia, poco tiempo disponible de los padres para participación en actividades.

Sin embargo, el proyecto previendo estas dificultades trata de programar acciones que las subsanen como: acordar horarios entre las partes, selección de temáticas de interés, búsqueda de motivación y de participación de los diferentes estamentos en la planeación, ejecución y evaluación del proyecto.


¿QUÉ ES UNA ESCUELA DE PADRES?

Es un proceso educativo no formal que ofrece a los padres de familia oportunidades de participación el conocimiento de la realidad familiar para provocar cambio de actitudes frente a la problemática familiar y social existente.

Es un momento de encuentro familiar que descubrirá nuevas posibilidades para mejorar a través del contacto grupal, el diálogo franco y compromiso de una educación para el amor y la vida; a través de acciones tales como:

Intercambio de experiencias.

Interrelación grupal.

Compromiso personal.

Búsqueda de soluciones por los participantes y del mismo grupo familiar.


¿POR QUÉ ESCUELA DE PADRES?

Porque falta formación y capacitación en los padres de familia para que cumplan adecuada y eficazmente con sus responsabilidades familiares y educativas.

Porque se asiste cada día a la desintegración de la familia y de la sociedad.

Porque el padre de familia cree que la institución que él escogió para que eduquen a su hijo es una guardería donde toda la responsabilidad formación integral solo es de los docentes o la institución.

Porque los problemas educativos que se traducen en fracasos escolares se acrecientan paulatinamente por la falta de entendimiento entre los padres y los hijos.


MARCO REFERENCIAL


La desintegración familiar actual ha permitido que la relación de padres e hijos sea cada vez más lejana y fría, la comunicación más frecuente esta basada en la manifestación del sentimiento y este elemento unificador en la familia poco a poco se ha ido acabando e incluso muchas veces con un trato cotidiano de costumbre y como a muchos de nosotros de pequeños aprendimos, que los sentimientos no se debían expresar, especialmente los de ira, desilusión y temor, por ello los padres no sabemos como manejarlos cuando los niños lo manifiestan.

Es de anotar que las relaciones entre padres e hijos contribuyen a la formación de la autoestima de estos, por eso en este marco referencial describiremos la problemática actual de la vida familiar en donde están los padres autocráticos los cuales son extremadamente críticos en cuanto al desempeño de los hijos, continuamente les mandan y ordenan lo que deben o no hacer. Amenazan para obligarlos a cumplir sus órdenes, manipulan castigando y premiando, regañan, cantaletean, desconfían y señalan las fallas. Toman decisiones que son competencia de los hijos, irrespetan gritándolos o llamándoles la atención delante de extraños, son los “dueños de la verdad”. Crean hijos inferiores y temerosos.

Pasamos de aquí a otro extremo, los padres que son despreocupados, demasiado tolerantes con los hijos y por consiguiente, caen en la sumisión con relación a ellos, creando hijos tiranos.

Ahora los sobre protectores, asumen responsabilidades que les corresponden a los hijos, no les permiten llegar a ser lo que de en ser por sí mismos, los despiertan aún cuando tienen despertador, les recuerdan la hora como si ellos no supieran que van a llegar retardados, hablan o contestan por ellos, se inmiscuyen en las tareas escolares, por medio de preguntas les recuerdan rápidamente lo que deben hacer o lo que les falta. Crean hijos inmaduros, inseguros e incapaces.

Los padres eficaces, tratan a sus hijos con el mismo respeto que a sus mejores amigos. Se interesan por ellos, comparten los sentimientos y pensamientos, en lugar de reprimirlos y acumular resentimientos, son consistentes y firmes, tiene normas y dan instrucciones que no cambian modifican, sino por causas justas y dialogadas, son capaces de entender y comprender los puntos de vista del otro.

Existen compromisos de cooperación y participación en la solución de conflictos. Se trazan metas comunes y se respetan las libertades individuales, hay apoyo, aceptación, hay revisión interior en que somos seres imperfectos y que estamos en un proceso de crecimiento en conjunto. Estos padres crean hijos seguros, responsables, dueños de sí mismos y con su propia personalidad y una alta autoestima.


POLÍTICAS Y ESTRATEGIAS

Siendo la familia, la escuela de las virtudes humano-sociales, la defensora de la vida, de los derechos humanos y de los valores éticos, en una palabra la promotora de una educación integral, los padres no se sienten formados para el cumplimiento de su misión.
Por lo mismo, es urgente un programa de formación continuada para que al mismo tiempo que los hijos se eduquen en los centros escolares, los padres se capaciten para ejercer su papel.

Con este proyecto se pretende aplicar una política o estrategia sobre los cuales fundamentaremos los talleres o guías de servicios que son la metodología apropiada para padres de familia.

Cuando hablamos de “talleres” hacemos precisión a una labor compartida y grupal, en la cual se analizan y recogen temas de interés común, en un plan de búsqueda, profundización, actualización y diálogo.

Para estos talleres se propone previamente:

Material pedagógico requerido: en cada taller para tenerlo todo sin improvisaciones.

Procesos metodológicos: se dan pistas de trabajo en una coordinación de dirección no directiva, muy fácil, sencilla y práctica.

Información básica: cuando es necesaria, en la que el moderador puede buscar ayudas que le clarifiquen las técnicas de dinámicas de grupos ya que son esenciales para la motivación.

Documentos de consulta: para que fácilmente pueda colaborar en el proceso de crecimiento, a la luz de autores y pensadores que ayudan a reflexionar sobre el tema definido.

Hay dos ejes que giran alrededor del contendido de los talleres:

Talleres para quienes inician el proceso de promover, fundamentar y estimular la formación permanente de los jefes de hogar que buscan ser padres eficaces.

Comunicación: el conocimiento personal y la comunicación, como procedimientos de crecimiento y enriquecimiento mutuos. ¿Con quienes?.

Con quienes han iniciado el proceso de la educación de padres.

Con la persona protagonista del proceso.

Con el otro, sin el cual no podemos realizarnos.

Con el cónyuge.

Con la familia misma.

Con los hijos.

Con los padres alternos (viudos, separados, divorciados, tutores o acudientes).


OBJETIVO GENERAL


Proporcionar a los padres de familia elementos que le permitan el ejercicio de nuevas formas de relación con sus hijos, mediante una adecuada comunicación entre ellos por medio de talleres y profundización de la experiencia personal de cada participante.


OBJETIVOS ESPECIFICOS


 Reconocer la importancia vital de una auténtica valoración de sí mismos, como padres y/o como maestros para desarrollar y promoverla en los hijos y/o estudiantes.

 Propiciar algunos procedimientos que permitan mejorar las relaciones entre padres e hijos, a través de una comunicación eficaz.

 Valorar el estímulo como factor de crecimiento personal y familiar.

 Tomar conciencia de los objetivos del comportamiento adecuado e inadecuado de los hijos, hacia una educación en la responsabilidad.

 Destacar la importancia de la disciplina en el hogar, como método de formación interior.


META GENERAL


Por medio de talleres y profundización de la experiencia personal de cada participante, proporcionar a los padres de familia elementos que le permitan el ejercicio de nuevas formas de relación con sus hijos, mediante una adecuada comunicación entre ellos.


METAS ESPECÍFICAS


 Mediante talleres psicoafectivos, orientar a los padres de familia en su papel de padres.

 A través de encuentros personales y terapias familiares, propiciar los medios para el mejoramiento de las relaciones familiares.

 Por medio de actividades de reflexión individual y grupal, reconocer los valores familiares como factor de crecimiento personal y familiar.

 Por medio de talleres de sensibilización tomar conciencia de los objetivos del comportamiento adecuado o inadecuado de los hijos hacia una educación en la responsabilidad.

 Por medio de actividades pedagógicas prácticas y magistrales, destacar la importancia de la disciplina en el hogar como método de formación integral.